Mira lo que le pasó a este bebé por dormir mal en una silla de auto

985

Todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, y por eso no podemos perderlos de vista ni un momento aunque esto sea muy difícil, pero es que un mínimo descuido puede conducir a terribles consecuencias.

En ocasiones, en caso de no tener un familiar que pueda cuidarlos cuando ambos trabajan o se es padre o madre soltera, nos vemos obligados a recurrir a contratar a alguien que pueda hacerlo, pero claro, es importante saber con quién los dejamos porque nadie lo hará como nosotros.

Otras veces acudimos a instituciones porque suelen transmitirnos como más confianza por promocionarse con un personal muy cualificado, aunque de lo primero que debemos asegurarnos es del buen estado de las instalaciones y del personal tan supuestamente especializado. En caso de no ser así, podría conllevar a problemas que podrían acabar teniendo fatales consecuencias para nuestros hijos y no, esto no quiere decir que todas las guarderías sean malas o que sea un error dejarlos en ellas, simplemente hay que conocer muy bien el lugar, al personal y buscar recomendaciones confiables.

Ahora, te contaremos una historia que esperamos que te sirva para tomar las medidas necesarias y puedas compartirla con otros padres, lee lo que le ocurrió a este niño que estaba a cargo de una guardería para que tomes tus propias precauciones.

Dereck y Ali son un matrimonio en donde ambos trabajan y tienen dos hijos a los cuales, como todo padre y madre, aman. Mientras ellos trabajan, uno de los niños va a la escuela  pero al otro, por culpa de no tener a nadie de confianza con quien dejarlo para que se lo cuidase, tuvieron que llevarlo a una guardería pensando que sería la mejor opción.

De pronto un día, como otro cualquiera, dejaron al mayor de los niños en el colegio y al pequeño en la guardería. Uno de los trabajadores decidió ir a comprar rápidamente unas cosas y se llevó al bebé con él. El empleado dejó al pequeño en la silla del coche mientras hacía las compras, sin pensar que nada malo pudiera ocurrirle. Pero cuando regresó al coche se encontró al bebé con un color morado en la piel y urgentemente llamó a una ambulancia, pero por desgracia y como casi siempre, cuando llegó ya había ocurrido lo peor… Lamentablemente ya no podía hacerse nada por el bebé pues había fallecido por asfixia. Además el bebé se había quedado dormido en una mala postura, lo que también influyó en que el aire no llegara bien a sus pulmones.

Lo peor de todo fue que la guardería no hizo declaraciones convincentes a las autoridades y además, esperaron a que los padres acudiesen a por su bebé para darles la noticia de que este lamentablemente había fallecido y todo por negligencia del empleado.

Se descubrió que no era la primera vez que los empleados subían al coche a los bebés y colocarlos en la sillita hasta que este se quedaran completamente dormidos. Por esto y el fallecimiento del bebé, las autoridades anularon la licencia a la guardería viéndose obligada a cerrar sus puertas.

Los padres del pequeño, Dereck y Ali, han querido compartir su terrible pérdida con nosotros para que otros padres tomen precauciones y no confíen en cualquier guardería por el mero hecho de ser una institución. Es importante conocer bien las condiciones del establecimiento además de los trabajadores que serán los responsables del cuidado de sus hijos.

- Advertisement -

Además, también es imprescindible que uno mismo supervise como se duermen los pequeños cuando viajan en estas sillitas, ya que una mala postura puede traer graves consecuencias. Es la mejor opción para llevar al bebé en el coche pero es necesario acomodarlo adecuadamente. De esta manera, evitarás un mal golpe en su cabecita o que tenga dificultades para respirar.

COMPARTE con todos tus amigos esta historia con tan trágico final y así concienciar a todos los padres para que tomen las medidas necesarias por asegurar el buen cuidado de sus niños.

¿Te ha gustado este artículo? ¡COMPÁRTELO! 👉 

- Advertisement -

Quizás te interese:

¿Qué opinas sobre esto?