Una niña de 11 años, superviviente de cáncer, se suicida al sufrir acoso escolar

28

Logró vencer al cáncer, pero no pudo con el bullying. El cáncer cerebral que sufrió Bethany con tan solo 3 años, le dejó secuelas físicas que fueron las causantes del acoso y las burlas constantes, con un terrible desenlace. La semana pasada, esta pequeña de Ohio se quitó la vida al llegar del colegio.

“I am against bullying” (Estoy en contra del bullying): este mensaje llena hoy las calles de Ohio, EEUU, para acabar con la constante tortura de los que han sufrido acoso escolar, como es el caso de Bethany Thompson, una pequeña niña de tan solo 11 años.

Thompson había logrado sobrevivir a un cáncer cerebral que que sufrió con solamente 3 años de edad. Pero su persistencia y constante lucha contra el cáncer dejó en ella secuelas físicas al extirpar el tumor, dañando sus nervios faciales, lo que se convirtió en objeto de burla entre sus compañeros. El pasado miércoles, el acoso escolar terminó con la vida de Bethany, que al bajar del autobús escolar, se disparó con una pistola que guardaban en casa sus padres.

Según ha contado la madre de la pequeña, Wendy Feucht, la niña había avisado a una amiga de la escuela de lo que iba a hacer, pero cuando los padres de su compañera trataron de avisarla, ya era demasiado tarde… “Ella le dijo que la quería y que sería su mejor amiga para siempre, pero que iba a matarse cuando llegara a casa”. Feucht afirma que días antes del suicidio, su hija había estado hablando con el director del colegio, y estaba al tanto del acoso que sufría.

“Ella era mi princesa, mi niña. La vida giraba alrededor de ella para mí”, expresa Paul Thompson, el padre de Bethany. Ambos han arrancado con una lucha contra el acoso, y están recibiendo un sinfín de comentarios de apoyo a través de las redes.

“He recibido mensajes de todo el mundo. Dos de las mujeres que me contactaron compartieron conmigo los horribles momentos que pasaron en la escuela por la intimidación, y que habían intentado suicidarse pero habían fracasado y recibido ayuda. Una de ellas dijo: “Yo soy Bethany”. Ella sentía de cerca la historia de Bethany que vio a través de los medios de comunicación. Es la declaración más poderosa que he escuchado hasta ahora. Cualquiera que haya sido intimidado acerca de cualquier cosa puede levantarse y decir “Yo soy Bethany”. Tantos mensajes de tantos padres que me dicen que sus hijos están siendo acosados… ¡Digo BASTA !! No estás solo. ¡Y la gente te escuchará ahora! Somos Bethany. ¡SOY BETHANY!”.

¿Te ha gustado este artículo? ¡COMPÁRTELO! 👉 

- Advertisement -

Quizás te interese: